top of page

Estaciones de carga: cómo instalarlas y usarlas correctamente 

Este artículo fue escrito en colaboración con Livoltek.


estación de carga livoltek
Estación de carga Livoltek. Este y otros productos los puedes encontrar en Drystore

Imagina que acabas de adquirir un vehículo eléctrico y buscas la comodidad de recargarlo en la comodidad de tu hogar. Para lograrlo, elegir e instalar una estación de carga adecuada es crucial y requiere conocimientos técnicos específicos y el cumplimiento estricto de estándares regulatorios.


Es imprescindible contar con profesionales cualificados.


Una instalación improvisada o incorrecta no sólo puede provocar importantes ineficiencias, sino que también supone un riesgo potencial para la seguridad del sistema eléctrico de la vivienda y del propio vehículo. Por lo tanto, garantizar el procedimiento técnico correcto es fundamental para la funcionalidad y seguridad de la estación de carga.


Elegir la ubicación adecuada


Un análisis cuidadoso de la ubicación es fundamental a la hora de instalar una estación de carga de vehículos. Hay que tener en cuenta la proximidad de las fuentes de energía y la facilidad de acceso de vehículos a la estación, sin olvidar los aspectos de seguridad. También es importante evaluar la protección contra el mal tiempo y el posicionamiento estratégico en relación a los recorridos diarios del usuario, optimizando la practicidad de carga sin comprometer la estética y funcionalidad de los espacios.


Además, es necesario respetar la normativa local, garantizando el cumplimiento de las normas de seguridad y accesibilidad, lo que requiere un estudio detallado de la ubicación. Prestar la debida atención a este detalle es fundamental para el uso continuo exitoso y seguro de la estación de carga.


Evaluación de espacio y acceso


La accesibilidad es crucial para el éxito de la implementación de una estación de carga de vehículos.

La máxima eficiencia se logra cuando la estación está al alcance inmediato del vehículo, sin obstáculos físicos u operativos.


Es fundamental evaluar el espacio disponible para garantizar que la instalación no compromete otras funciones de la zona, y que permite maniobras seguras y fácil acoplamiento del vehículo.

La cuestión del acceso no se limita sólo al espacio físico; También implica la facilidad de conexión de la estación a la red eléctrica. Esto incluye minimizar las distancias y optimizar el recorrido de los cables, garantizando eficiencia y seguridad.


Condiciones climáticas y de seguridad


La integridad estructural de las estaciones de carga es crucial, especialmente ante condiciones climáticas adversas. Las instalaciones exteriores deben ser resistentes a variaciones climáticas extremas, desde altas temperaturas hasta fuertes tormentas.


Las protecciones contra rayos son obligatorias en zonas propensas a los rayos. Esta precaución es vital para la seguridad operativa de las estaciones.


Durante la instalación se debe considerar un drenaje adecuado para evitar la acumulación de agua. Esto garantiza que los componentes electrónicos sensibles no queden expuestos a inundaciones o charcos, lo que podría representar un riesgo de cortocircuitos u otros daños eléctricos.


Además, es imperativo que el diseño de la estación de carga siga estándares técnicos específicos que orienten sobre los materiales adecuados para cada entorno. El uso de componentes con grado de protección IP adecuados para ambientes exteriores evita que las infiltraciones y la humedad perjudiquen el funcionamiento del sistema. En regiones con alta incidencia de humedad y salinidad, por ejemplo, los materiales resistentes a la corrosión son fundamentales para garantizar la longevidad y eficacia de la instalación.


Adquisición de Equipos Certificados


La adquisición de equipos certificados es fundamental para garantizar el cumplimiento de los estándares de seguridad y desempeño. Los equipos no aprobados pueden presentar riesgos importantes para el sistema y los usuarios.


En Brasil, es fundamental que las estaciones de carga cumplan con las especificaciones del INMETRO, organismo que regula la estandarización y calidad de los productos. Los equipos sin esta certificación pueden comprometer no sólo la seguridad, sino también la eficacia y durabilidad de la instalación del vehículo.


Por lo tanto, priorizar la compra de dispositivos que lleven el sello de conformidad INMETRO, asegurando una inversión confiable y acorde a los requisitos regulatorios nacionales.


Compatibilidad del vehículo


La adecuación entre estación de carga y vehículo eléctrico es fundamental para la seguridad y la eficiencia energética.


Se debe comprobar que el conector del cargador sea compatible con el receptáculo del vehículo, evitando incompatibilidades que puedan provocar daños en el sistema electrónico del automóvil o incluso impedir la carga.


El voltaje y la corriente suministrada por la estación deben cumplir con las especificaciones del vehículo para evitar la sobrecarga de la batería y el desgaste prematuro de sus componentes.


Asegúrese de que el sistema de carga tenga la capacidad de ajustar automáticamente la entrega de energía según la demanda específica del vehículo, optimizando el proceso de carga.

Finalmente, consulte el manual del propietario o el fabricante del vehículo para asegurarse de que la estación elegida cumple estrictamente con todos los parámetros técnicos.


Eficiencia y confiabilidad


La selección de componentes de alta calidad es crucial para el rendimiento óptimo de las estaciones de carga.


Invertir en tecnología avanzada y materiales resistentes aumenta la durabilidad y confiabilidad de los equipos, minimizando fallas operativas. Una instalación meticulosa garantiza que la estación funcione dentro de los parámetros diseñados, manteniendo la integridad del vehículo eléctrico y la seguridad del usuario.

La eficiencia energética es otro pilar importante, que garantiza que la electricidad se utilice de la forma más productiva posible. Los sistemas de carga inteligentes que se adaptan a los patrones de uso de los vehículos pueden contribuir al ahorro de energía y la reducción de costos con el tiempo.


Las estaciones de carga deben diseñarse teniendo en cuenta las condiciones climáticas locales y la frecuencia de uso, para evitar la degradación prematura de los componentes. Es fundamental planificar un mantenimiento periódico para garantizar la operatividad y eficacia del sistema a lo largo de los años.


En resumen, la fiabilidad de las estaciones de carga se logra mediante un enfoque integrado, que implica la elección adecuada del equipo, una instalación profesional y un mantenimiento regular.


Instalación por profesionales calificados


La correcta instalación de estaciones de carga requiere conocimientos técnicos específicos, fundamentales para garantizar la seguridad y la eficiencia energética. Profesionales calificados están capacitados para atender tales particularidades, siguiendo la normativa vigente en el área.


En este contexto, la contratación de ingenieros y técnicos con formación y certificación en el área de instalaciones eléctricas es fundamental. Estos especialistas tienen la competencia para desarrollar un proyecto que considere todas las variables técnicas y ambientales, así como la integración con los sistemas de gestión energética.


Es fundamental, por tanto, que la instalación se realice siempre bajo la dirección de profesionales adecuados. Esto garantiza el cumplimiento de los estándares de seguridad y la máxima eficiencia operativa de su estación de carga.


Importancia de la experiencia técnica


El conocimiento técnico es clave para una instalación segura.


Para garantizar la integridad de las instalaciones, la experiencia técnica es fundamental. El proceso de instalación de estaciones de carga no consiste solo en conectar cables y componentes; Implica un conocimiento profundo de los sistemas eléctricos, la legislación vigente y la dinámica de cargas de los vehículos. Por tanto, la presencia de un técnico cualificado es fundamental para mitigar riesgos y garantizar un sistema eficiente.


Sin un análisis técnico preciso, los riesgos son inevitablemente altos.


Los profesionales sin la cualificación técnica adecuada pueden comprometer tanto la seguridad (al realizar instalaciones inadecuadas) como el rendimiento operativo (lo que provoca una carga ineficiente e incluso daños a los equipos o a la infraestructura eléctrica del vehículo).


La experiencia técnica garantiza la alineación con la normativa vigente. Las instalaciones de las estaciones de carga deben seguir normas técnicas y directrices reglamentarias, incluida la Resolución Normativa ANEEL nº 846, de 2019, que define directrices para la infraestructura de carga de vehículos eléctricos. Especialistas cualificados garantizan que se respeten todos estos estándares para un funcionamiento seguro y eficaz de la estación de carga.


Normas Técnicas y Legislación


La instalación de estaciones de carga requiere el estricto cumplimiento de normas técnicas específicas y de la legislación aplicable. Incluyendo la necesidad de cumplir con la Resolución Normativa ANEEL nº 846, de 2019, que establece normas para la infraestructura de carga de vehículos eléctricos, garantizando seguridad y eficacia operativa.


La normativa mencionada se complementa con la NBR 15118, que delinea los procedimientos para la instalación de puntos de recarga de vehículos.


La alineación con estos estándares evita sanciones legales y garantiza un funcionamiento correcto. Esto incluye la instalación de equipos de seguridad como dispositivos de protección contra sobretensiones (SPD) y diferenciales de corriente residual (DR).


La NBR 5410 también juega un papel crucial, al establecer requisitos para instalaciones eléctricas de baja tensión, que incluye la necesidad de infraestructura adecuada para soportar cargas relacionadas con cargadores de vehículos eléctricos.


Los procesos inadecuados pueden provocar fallas operativas o incluso accidentes, lo que enfatiza la importancia de seguir las instrucciones técnicas y la legislación pertinente, como la IEC 61851-1, que ofrece pautas para los sistemas de carga de vehículos eléctricos, incluidos aspectos de seguridad e interoperabilidad.


Finalmente, es imperativo que los profesionales actúen de acuerdo con el Código de Protección al Consumidor, que protege contra una instalación inadecuada o un mal servicio. Sólo un servicio especializado y alineado con los estándares puede garantizar la experiencia y seguridad adecuadas en la recarga de vehículos eléctricos.


¿Cómo garantizar la longevidad de las estaciones de carga?


Implementar una rutina de mantenimiento periódico es fundamental para preservar la integridad de la estación de carga, evitando así el desgaste prematuro de sus componentes.


Un técnico cualificado debe realizar una inspección visual periódica.


La limpieza de las conexiones eléctricas previene la oxidación y garantiza una transferencia eficiente de energía.

Es fundamental monitorear el software de la estación, actualizándolo a las últimas especificaciones del fabricante.

Las instalaciones sujetas a condiciones climáticas adversas requieren especial atención con las protecciones estructurales y eléctricas, como comprobar una adecuada estanqueidad y aislamiento.


Para evitar sobrecargas, es fundamental monitorizar y gestionar la demanda energética de la estación de carga.

 

Comments


bottom of page